Nuevo Coronavirus nCoV-EMC

Desde Abril de 2012 se ha confirmado en tres países, Jordania, Qatar y Arabia Saudí, la infección por un nuevo coronavirus al que se le ha dado el nombre de coronavirus hCoV-EMC. La OMS notificó hasta el día 12 de diciembre de 2012 un total de nueve casos confirmados de infección por este nuevo coronavirus de los cuales 5 han fallecido. La distribución es 2 casos con 2 muertes en Jordania, 2 casos no fatales en Qatar, y 5 casos con 3 muertes en Arabia Saudí.Todos los pacientes confirmados han presentado neumonía y cinco de ellos han desarrollado también fallo renal. Se desconoce el periodo de incubación de este nuevo virus.

“El primer caso, un hombre de 60 años de Arabia Saudí, desarrolló una neumonía grave complicada con un fallo renal y murió el 20 de junio de 2012. En septiembre se detectó un segundo caso en un hombre de 49 años que desarrolló síntomas en Qatar, fue trasladado a Reino Unido (Londres) y permanece vivo. En noviembre de 2012, se han confirmado otros cuatro casos más con una sintomatología similar siendo tres de ellos casos confirmados que formaban parte de una agrupación familiar en Arabia Saudí y dos de ellos fallecieron. Además, también en noviembre, en Jordania, la OMS notificó dos casos confirmados de infección por el coronavirus hCoV-EMC, ambos fallecidos, que se estudiaron de manera retrospectiva y que presentaron un cuadro de neumonía en abril de 2012 y formaban parte de una agrupación de 11 casos de neumonía, de los cuales 8 eran trabajadores sanitarios, en un hospital cerca de Amman.

El coronavirus hCoV-EMC es diferente al coronavirus del SARS, y su patrón epidemiológico es también diferente. Los análisis de la secuencia genómica del virus, indican que est? relacionado con coronavirus identificados en murciélagos. Análisis complementarios sobre el tropismo del virus muestran que puede infectar una variedad de líneas celulares, incluyendo células humanas.

Hasta el momento, la información epidemiológica sobre la enfermedad es muy limitada. Se están realizando investigaciones para poder identificar la vía de transmisión, la distribución geográfica, el periodo de incubación, el reservorio y la infectividad entre otras. La amplia distribución geográfica de los casos notificados hasta el momento, los largos intervalos entre los casos y la falta de evidencia de enfermedad leve o asintomática, apuntaría por el momento a una transmisión zoonótica o hacia una fuente ambiental, lo cual no excluiría una transmisión puntual de persona a persona.

Contribución: Inma Casas y Paco Pozo, Laboratorio de Referencia del gripe y virus respiratorios, Centro Nacional de Microbiología, ISCII.